Primeramente debemos diferenciar entre educación y aprendizaje, se educa en casa y se aprende en la escuela. La educación que recibimos en nuestro hogar se hará evidente en todos los ámbitos a lo largo de nuestra vida. Somos el reflejo de la educación que recibimos en el hogar, la cual se enriquece con los aprendizajes obtenidos en la escuela.

¿Pero, qué pasa cuando nos toca ser maestros y educadores dentro del hogar? Ejercer el rol del maestro en casa, puede ser sencillo si sabemos utilizar las estrategias adecuadas. La experiencia no será traumática si coordinamos las actividades con el maestro de nuestros hijos, si establecemos horarios y llegamos a acuerdos.

Importancia de educación y aprendizaje en el hogar
Importancia de educación y aprendizaje en el hogar

Desde el mismo instante en el que nos enteramos de que vamos a ser padres, debemos prepararnos. Pues la forma en la que vamos a educar a nuestro hijo, influirá directamente en todos los aspectos de su vida.

Educamos desde el vientre materno, ya que a partir de la semana veinte, el pequeño es capaz de percibir sonidos, siluetas y sensaciones. A esta educación se le da continuidad inmediatamente después del nacimiento. La educación recibida en el hogar es fundamental e irreemplazable para crear las bases del desempeño de cada uno de los miembros del grupo familiar.

Entre la educación formal y el aprendizaje en el hogar, ¿Cuál es más determinante?

Ningún aprendizaje define tanto a la persona como el recibido en el hogar. Los padres son los maestros naturales por excelencia y el hogar es la primera escuela para la formación de personas funcionales, responsables de sí mismas, conscientes de sus necesidades y de las del otro.

Los padres necesitan entonces, conseguir el tiempo para educar, formar y entrenar personalmente a sus hijos, asumiendo responsablemente su rol como educador y formador. Igualmente, debemos ser capaces de parcelar los momentos en los cuales nuestros hijos están reforzando u obteniendo aprendizajes pedagógicos.

Estando en el ámbito del hogar, como esta sucediendo en esta coyuntura, debemos delimitar bien estos momentos. Tenemos a nuestros hijos las 24 horas, día tras día dentro de la casa y ya que nos está tocando ser padres y maestros de nuestros hijos, debemos separar bien estos roles.

× ¿Cómo puedo ayudarte?