La adrenalina puede desarrollar adicción, por ello algunas personas inducen su producción, colocándose intencionalmente en situaciones de peligro potencial. Estos adictos al peligro, son probables participantes o incluso los creadores de retos extremos que podrían desencadenar graves consecuencias.

Anteriormente conversé sobre los retos virales y los peligros que conlleva el participar en estos challenges. En este artículo, te ofrezco tips para disuadir a los jóvenes en caso de que ya lo estén haciendo. Aun si no lo han intentado, si sienten emoción como espectadores de estos desafíos, es buen momento para actuar.

Recomendaciones para prevenir que nuestros hijos participen en retos extremos:

  • Infórmate sobre el tema.

En primer lugar, como padre de algún niño o joven, deberías informarte sobre los challenges y retos extremos. En mi artículo anterior puedes leer de manera breve y concisa sobre el tema. Debemos conocer el entorno de nuestros hijos, sus intereses y las modas que podrían influenciar su comportamiento. Mantente al día investigando los nuevos retos virales.

  • Acércate a la tecnología.

En la era 2.0, no basta invitar a sus amigos a casa para conocer en qué medio se desenvuelve tu hijo. Los entornos digitales son parte de su vida. Por ende, manejar las diversas plataformas tecnológicas y redes sociales que utiliza, podría hacer la diferencia en su seguridad. Ten siempre presente que la mediación parental es tu responsabilidad.

  • Hazte su amigo digital.

La mayoría de estos challenges se presentan como juegos online en los que hay que grabar algo para luego publicarlo. Hazte amigo / seguidor / fan de tu hijo en las diferentes redes sociales. Esto te permitirá interactuar con él en otros ambientes e intercambiar puntos de vista sobre diferentes temas. También te dará la posibilidad de observar de manera menos invasiva, sus interacciones con otros y conocer a sus amistades.

Niñas inducidas a realizar retos extremos.
  • Comunícate con él.

Apartando su vida virtual, nunca olvides que la comunicación cercana entre padres e hijos es fundamental. Hazle sentir que estas abierto a oír sus inquietudes e intenta escucharlo sin juzgar. Nárrale experiencias de tu niñez o adolescencia en las que estuviste en situaciones similares. Luego analicen juntos cuál sería la mejor forma de proceder en cada caso. Saber que tú también pasaste por situaciones de incertidumbre, le dará la confianza para hablarte de lo que lo hace sentir inseguro.

  • Regula el uso de los dispositivos tecnológicos.

Supervisa el contenido al que tu hijo tiene acceso así como el que él mismo publica. Limita el tiempo de uso de sus dispositivos y motívalo a realizar otro tipo de actividades. Puedes también instalar una aplicación de control parental. Recuérdale que si pagas por los dispositivos y por el uso del internet, tienes derecho a colocar normas de uso.

  • El ejemplo vale más que mil palabras.

Debes mostrar coherencia entre lo que dices y lo que haces. Si le das argumentos en contra de los retos extremos pero simultáneamente los observas, estas enviando el mensaje equivocado. Si compartes desafíos para hacer reír o impresionar a otros, tu hijo asumirá que estás aprobándolos, aun cuando digas lo contrario.

  • Identifica los retos potenciales y habla de ellos con él.

Una vez que tengas idea de los desafíos que están de moda, conversa con tu hijo acerca del tema. Pregúntale si ha oído hablar de ellos, si los ha visto y si sabe de alguien que los haya realizado. Analiza junto a él los riesgos reales que podría traer el ejecutar determinados retos.

  • Y en caso de que tu hijo ya esté participando en challenges

Si ya ha realizado retos con anterioridad o planea hacerlo, lo mejor es que no se lo prohíbas de plano. Interrógalo acerca de cada uno de los pasos para realizar el reto y sobre los riesgos de cada acción. Eso le dará la oportunidad de examinar su peligrosidad de una manera pausada y objetiva. Seguidamente, pregúntale si aun así vale la pena realizar el reto. Qué ganaría con ello o qué perdería si no lo hace.

Jugar con fuego, otro de los peligrosos retos extremos.

Finalmente, te recomiendo conversar abiertamente con tus hijos sobre la peligrosidad de verse envueltos en desafíos cada vez más arriesgados. Algunas personas son amenazadas con la muerte de sus familiares o la suya propia si deciden no continuar realizando retos. Acerca de esto pueden ver juntos y analizar Nerve, una película de ciencia ficción que aborda el tema. No dudes en buscar ayuda profesional si consideras que la situación se sale de tus manos y tu hijo se encuentra en riesgo.

Si deseas que escriba sobre algún tema de tu interés u opinar acerca de éste, no dudes en hacerlo. Coloca tu comentario justo abajo. Para leer otros artículos de mi autoría pisa AQUÍ, suscríbete al sitio o visita con frecuencia ConductaFamiliar.com. Además, puedes seguirme en Instagram como @NallaTypes y apoyarnos a través de nuestro Patreom.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
Suscríbete