Para crear o cambiar una o varias conductas que a la larga queremos que se conviertan en hábitos, es indispensable implantar rutinas. Los hábitos no se dan de forma espontánea, hay que formarlos. Por lo que deben realizarse repetitiva y constantemente hasta que se internalicen y se ejecuten mecánicamente.

Incorporar conductas en la rutina diaria es muy fácil. Lo complicado está en cumplirlas, en ser constantes y consecuentes con ellas. Tener una motivación o recompensa para el éxito de los cambios que queremos lograr, es fundamental.

Hombre revisando su reloj como parte de sus rutinas diarias

A cuan más temprana edad comencemos a establecer rutinas con nuestros hijos, más rápido se van a convertir en hábitos. Por un lado, tenemos que tener claro qué conductas queremos incorporar o cambiar en la rutina diaria y por qué. Por el otro, debemos tener una comunicación adecuada que permita el establecimiento de acuerdos entre todo el grupo familiar.

A medida que nuestros hijos van creciendo y relacionándose en diferentes ambientes con adultos o pares, por una u otra razón, van adquiriendo hábitos que no son los más adecuados. Pretender hacer cambios dependiendo de la edad que tengan no es tan sencillo.

Para establecer rutinas de forma adecuada y conjuntamente con tus hijos, es importante:

– Mantener en claro frente a los hijos que somos sus padres, sus primeros educadores, su ejemplo a seguir; recuerden que no se puede exigir lo que no se da.

– Establecer prioridades en cuanto a la o las conductas que queremos cambiar o incorporar a la rutina diaria.

– Hacer un horario y ser vigilante de su cumplimiento.

– Poner normas sencillas tomando en cuenta a cada miembro del grupo familiar, pero siempre manteniendo clara la línea de mando.

– Ser consecuentes y constantes ante el desempeño de las rutinas, si no es así, no se instaurará la conducta que deseamos que se convierta en hábito.

– Evaluar periódicamente, las fallas, progresos y logros obtenidos, haciendo cambios si es necesario.

¿Te gustaría saber más? Visita el blog y la galería para encontrar variedad de artículos y audios sobre temas de mi autoría. Solicita más información dejando una nota en la casilla de comentarios que aparece a continuación. Suscríbete allí mismo a ConductaFamiliar.com y entérate por email de nuestras nuevas publicaciones. También puedes ponerte en contacto conmigo a través de Whatsapp y comentar este artículo justo abajo.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
Suscríbete