En el ámbito de la pandemia mundial, hemos vivido como sociedad un sin número de eventos en esta nueva década. Sin lugar a dudas, nadie esperaba que tuviéramos que adaptarnos a tal nivel como sociedad para enfrentar a un enemigo invisible como lo es el COVID-19.

Usualmente no me ven la cara a mí, pero en esta oportunidad como escritor no habitual de www.conductafamiliar.com, quiero compartir mi experiencia tras haber padecido del virus y haberlo superado con ustedes. Esto con la intención de que te identifiques con o sin haber tenido el virus para que te lleves algo positivo de todo esto.

Comencemos el viaje…

Hablar de montaña rusa de emociones y sentimientos nunca había tenido tanto sentido para mí hasta tener covid. Debo agregar que siendo alguien joven, el contador de experiencias extremas para alguien sencillo como su servidor, no es tan extenso. Cuando todo comenzó en el 2020 como la gran noticia mundial, lo asumí como la mayoría: una gran amenaza y en consecuencia, adaptarme como todos a estar en confinamiento en casa.

Conforme pasaron los meses y con la necesidad de salir por cualquier razón elemental, poco a poco le perdí el miedo al contagio. No por considerarlo imposible, sino por haber pasado tanto tiempo «invicto».

El problema fue confiarme en que no me iba a enfermar dentro de mi rutina, que era muy sencilla como la de todos los demás y tomando todas las previsiones de bioseguridad. Esto me lleva a comentarles una primera reflexión. No importa qué estés haciendo, pueden ser compras, trabajo, diligencias o cualquier actividad fuera de casa, el riesgo de contagio es real y por eso la insistencia de mantener todas las medidas vigentes.

Dejando todo eso de lado, hablemos del virus. No les voy a mentir, el miedo a la muerte es real, es invasivo y con incertidumbre de todo. En mi caso fue casi evidente desde la aparición de síntomas leves (y posteriormente confirmado que sí se trataba de «covid»). En ese punto te detienes a evaluar tus pasos desde el primer momento que tienes los síntomas para atar cabos.

Debes ser responsable y valiente

Lo primero me lleva a una segunda reflexión que deseo compartir con ustedes. Y es que, no importa si solo son sospechas o una falsa alarma, lo mejor es afrontarlo como que si lo tienes y tomar las previsiones necesarias. Eso incluye casi en primer lugar, el contactar a cualquier persona con la que tuvieras contacto previo. Sé que se siente muy penoso decirle a cualquiera algo así, pero es necesario y de antemano les pido que no sientan culpa ante algo que se escapa de sus manos. Esa pena que pueden sentir no es más que un reflejo, pero no tienen culpa de nada.

Trás tomar una posición firme ante lo obvio, lo mejor que se puede hacer es ser consciente siempre de cómo te sientes pero sin exagerar. Sé que dije antes que el miedo es real, pero tampoco debes permitir que eso te domine porque recuerda que tu sistema inmune reacciona dependiendo de cómo te sientas anímicamente.

Es inevitable que te aborden un montón de pensamientos y recuerdos hasta de películas que hablan de esta clase de cosas. Ante todo eso, solo te diré que no pienses en nada de eso, no veas noticias, no le des vueltas en tu cabeza porque no vale la pena. Tu misión en ese estado es mantenerte sereno y guardar cuarentena tanto física como mental.

En este punto debo decirte algo muy valioso, el mejor aliado ante el virus eres tú. Porque serás tú el que te entienda mejor sobre cómo te sientes y qué puedes hacer para sentirte mejor en soledad. Prácticamente debes convertirte en tu mejor amigo.

Curiosidades del covid en el proceso

Eventualmente se vuelve curioso lo que antes te atemorizaba como el hecho de no percibir aromas y sabores. No deja de ser algo molesto pero también se convierte en una oportunidad inusual de probar alimentos que no te gustaban solo por el mero experimento de saber.

Con esto no quiero decir que sea un juego o de poca importancia la presencia del virus en tu cuerpo. Se sabe muy poco aún de la gran cantidad de consecuencias que puede generar incluso después de haberlo tenido. Eso significa que mucho de tu rutina física y alimenticia debe cambiar de manera estricta para apoyar a tu cuerpo, combatir el virus y mantenerte saludable.

una tabla estadística que muestra la variación diaria de casos registrados en el mundo sobre el covid.

Las cifras en el mundo son una realidad, eso significa que debes mantener todos los cuidados necesarios, tanto para ti como para tus seres queridos. Eventualmente todo será una gran anécdota, pero sin duda alguna el mundo ha cambiado y hablaremos de esto por mucho tiempo. Quédate en casa. 

× ¿Cómo puedo ayudarte?
Suscríbete